fbpx

COMPARACIÓN DE TORSIÓN DEL CODO ENTRE PULLDOWNS Y PITCHAR DESDE EL MONTÍCULO.

| Mecánica de Pitcheo, Uncategorized
Reading Time: 12 minutes

Marzo 09, 2017

Cuando el estudio de ASMI sobre las pelotas pesadas fue publicado, y el cual se titula “Biomechanical Analysis of Weighted-Ball Exercises for Baseball Pitchers”, estabamos muy entusiasmados. Una de las razones principales de nuestro entusiasmo era que podríamos replicar este estudio. 

Escribimos más detalladamente sobre ese estudio en nuestro artículo titulado “Estudios sobre pelotas pesadas y los datos que apoyan su uso. Pero una área específica del estudio se destacó, lo cual expresamos en el artículo anterior:

Las velocidades de los lanzamientos desde el  montículos y los tiros ‘crow hop’ no son lo que consideraríamos velocidades de nivel élite. Parcialmente esto puede ser explicado por el tamaño de la muestra con más atletas de secundaria (18) qué universitarios (7). Por lo tanto, puede haber diferencias en estos hallazgos si se replicara con lanzadores que lanzan más de 90 desde el montículo.”

Los investigadores encontraron un pequeño aumento en torsión del hombro y del codo al hacer ‘pulldowns’ (1.4 Nm y 1.5 Nm respectivamente) con un aumento bastante grande en la velocidad entre los dos, pero este aumento de torsión en el hombro y el codo  fueron “estadísticamente no significativo”. (Los tiros ‘pulldowns’ fueron 7.8 mph más duros)

Pero las velocidades de ambos estuvieron en el extremo inferior de lo que normalmente vemos en nuestros atletas en el gimnasio, principalmente porque vemos más atletas profesionales que amateur.

En resumen, a continuación se muestran los números del estudio de ASMI.

.

Como vemos de primera mano algunas de las diferencias con atletas que lanzan a velocidades sub élite (menos de 85 mph) y élite (más de 85 mph), planteamos la hipótesis de que los hallazgos de nuestro propio estudio diferirían de alguna manera de los hallazgos del estudio de ASMI. 

“Nuestra hipótesis decía que encontraríamos que los ‘pulldowns’ serían más estresantes que en el estudio de ASMI debido a las velocidades más altas”

Aunque sí incorporamos el lanzamiento de pelotas pesadas desde el montículo con alta intención en nuestro programa entrenamiento, no lo hacemos para cada uno de nuestros atletas. Por lo tanto, la comparación que veremos hoy será de el lanzamiento de una pelota de 5 onzas desde el montículo comparado a lanzar una pelota de 5 onzas en un ‘pulldown’.

Si está interesado en saber cómo se relaciona el estrés de la velocidad de ‘Plyo’ con lanzar desde el montículo, puede encontrar ese estudio aquí.

Nota: El estudio de ASMI se refirió a los tiros de con impulso como “tiros de carrera en terreno plano”, mientras que en el gimnasio nos referimos a ellos como ‘pulldown’. Para el resto del artículo, los lanzamientos con impulso se denominarán ‘pulldowns’.

EL ESTUDIO

El estudio de ASMI tuvo 25 pitchers (18 pitchers de secundaria y 7 pitchers universitarios) los cuales tenían previa experiencia con un programa de entrenamiento de pelotas pesadas. Los ejercicios y pesos de las pelotas (4-7 oz.) fueron asignados al azar para cada participante.

En comparación, nuestros tamaños de muestra consistieron en 12 atletas universitarios los cuales se tomaron un año libre para entrenar antes de regresar a la universidad (gap year) y 13 atletas profesionales. No hicimos que los atletas lanzaran ‘pulldowns’ y lanzaran desdes el montículo en el mismo día. Simplemente recopilamos los datos dependiendo del horario del programa de entrenamiento de cada atleta. 

Cada atleta completó todos los ‘pulldowns’, 3-7 oz, con nuestro orden estándar. Es importante tener en cuenta que tanto los lanzamientos desde el montículos como los pulldowns se completaron al azar en el estudio de ASMI.

Similar al estudio de ASMI, estábamos buscando los tres lanzamientos más rápidos con una pelota de 5 oz de una sesión de ‘pulldowns’ y comparándolos con los tres lanzamientos más rápidos de una sesión de bullpen. Al igual que en publicaciones de blogs anteriores, si hubo varios lanzamientos que calificaron como el tercer lanzamiento más rápido, esos números se promediaron. 

Utilizamos el Sensor motusBASEBALL para la recolección de datos

¿QUE ENCONTRAMOS?

Nuestros resultados terminaron siendo increíblemente similares a los hallazgos del estudio de ASMI a pesar de velocidades más rápidas.

Puede ver todos los datos aquí

Tanto el estudio de ASMI como nuestro estudio interno revelaron que los pulldowns son más estresantes que lanzar desde el montículo, pero solo por una pequeña cantidad.

Cómo mencionados anteriormente, estos resultados fueron sorprendentes porque las velocidades que tuvimos en Driveline fueron mucho más altas que las del estudio de ASMI.

Nuestros datos fueron fueron casi parejos entre los atletas universitarios (12) y los profesionales (13). Esto explicaría la razón principal del aumento en la velocidad ya que el estudio ASMI incluyó 18 lanzadores de secundaria y 7 universitarios.

Una de las principales diferencias en el estudio ASMI en comparación con el nuestro fue una mayor diferencia de lo que normalmente vemos entre las velocidades desde el montículo y las de los ‘pulldowns’. Nuestros resultados de pulldowns siendo 5.5 mph más rápido están en línea con la diferencia promedio de 5.35 MPH que vimos el verano pasado

Aunque cada atleta en el estudio de ASMI tenía experiencia previa con pelotas pesadas, se desconoce si todavía estaban en un programa de entrenamiento cuando participaron en el estudio. También, lanzaron pelotas de 3-7 oz en un orden aleatorio, lo cual suponemos fue la razón de porque la diferencia fue mayor de lo esperado.

También observamos que las velocidades de los tiros ‘pulldown’ tuvieron una desviación estándar mayor que lanzar desde el montículo, lo cual ha de esperarse. 

Observando  los datos más detalladamente, también podemos ver que el mStress es más alto cuando se lanza desde el montículo que cuando se hacen ‘pulldowns’. Esto no debería ser de sorpresa si tomamos en cuenta que los ‘pulldowns’ fueron, en promedio, lanzados 5.5 mph más rápido, pero el estrés es solo un poco más estresante.

El Rˆ2 entre las velocidades de ‘pulldown’ y del montículo fue de 0.66, lo cual está muy cerca del 0.7 Rˆ2 que vimos en nuestros datos de verano.

Esto no es suficiente  información, o un tamaño de muestra lo suficientemente grande, para hacer afirmaciones definitivas sobre los ‘pulldowns’. Pero los datos hablan del hecho de que no entendemos por qué un inicio con impulso permitiría velocidades mucho más rápidas pero con un aumento relativamente pequeño de estrés.

OTROS DATOS DE MOTUS 

Sorprendentemente, durante los ‘pulldowns’, hallamos menor velocidad del brazo en comparación a lanzar desde el montículo. No estamos seguro de por qué sucedería esto, pero probablemente se debe a que los ‘pulldowns’ tienen un mayor impulso (momentum) lineal en comparación a lanzar desde el montículo.  

No creemos que esto signifique que cada lanzador deba intentar moverse tan rápido como pueda en el montículo. Aunque los pulldowns y lanzar desde el montículo son similares, no querríamos llegar a esa conclusión hasta que hayamos comparado a los lanzadores lanzando desde el montículo y moviéndose tan rápido como puedan en el montículo a lanzar de forma regular en el montículo.

Por último, los ‘pulldowns’ en este estudio fueron comparados a velocidades desde el montículo, donde el objetivo para ambos es lanzar lo más duro posible. Esto es diferente a tratar de organizar su cuerpo para lanzar desde el montículo y tirar con fuerza, precisión y con lanzamientos rompientes (como lo haría en un juego).

Los ‘pulldowns’ también tenían una ángulo de brazo diferente y más rotación externa en comparación con los lanzamientos desde el montículo. Las diferencias de ángulo del brazo pueden ser causadas por diferentes posiciones del tronco. La rotación externa máxima del hombro se mide en relación con el suelo, por lo que algunas de las diferencias pueden ser  debido a las diferencias de lanzar desde un montículo en comparación con el suelo plano, así como cualquier cambio en la flexión del tronco hacia adelante. Necesitaríamos más datos de los que están disponibles para ver exactamente qué causó estos cambios.

CONSIDERACIONES PARA ENTRENAMIENTOS

Una segunda pregunta importante que tuvimos después de leer el  estudio “Biomechanical Analysis of Weighted-Ball Exercises for Baseball Pitchers” fue sobre la diferencia entre el atleta promedio y el atleta individual.

“Es probable que algunos atletas en este estudio hayan experimentado un estrés significativamente mayor durante los tiros con crow-hop, mientras que otros podrían haber experimentado menos estrés durante los tiros con crow-hop.”

Eso fue lo que observamos con nuestros atletas. Usando mStress como nuestra medida de comparación, vimos una división bastante cerrada: 15 lanzadores vieron una mayor tensión en el montículo y 10 tuvieron una mayor tensión al tirar ‘pulldowns’.

Extrañamente, si hiciéramos la comparación usando las medidas más altas (pico) de estrés, entonces sería lo contrario: 16 lanzadores tuvieron medidas de estrés (pico) más altas durante los pulldown mientras que 9 fueron más altas en el montículo. Aún preferimos la medida de mStress, pero esto muestra que tan similar es el estrés en el codo durante un pulldown y un lanzamiento desde el montículo.

Estos son datos ciertamente interesantes, pero la conclusión más importante debería ser que tanto el lanzar desde el montículo y los ‘pulldowns’  son bastante estresantes y deben tratarse como tales. Ambos estudios muestran que los promedios son bastante similares, pero cada atleta será diferente al siguiente.

Uno de los 25 atletas incluso tuvo una velocidad más alta en el montículo que durante sus ‘pulldowns’. Aunque esto es raro, debemos entender que esas situaciones pueden ocurrir y deben tomarse en cuenta.

¿HACER ‘PULLDOWNS’ ES SIMILAR A SOLTAR LARGO?

Sin duda es la mejor comparación que existe hasta la fecha. Los pulldowns probablemente podrían compararse con sotlar largo y a máxima distancia, porque ambos lanzamientos suelen ser de máximo esfuerzo. La trayectoria de la pelota sería diferente; los pulldowns se lanzan en línea recta, mientras que los tiros de máxima distancia mientras se suelta largo son lanzados con bastante arco. Pero hay dos diferencias de vital importancia entre soltar largo y ‘pulldowns’.

El beneficio de soltar largo es autorregulación: se tira tan lejos como el brazo y el cuerpo se sientan capaces de hacerlo. Si usted y su compañero están tirando y no se siente en la mejor forma ese día, entonces tal vez solo tiren a unos 225 pies. Si ambos están tirando y se sienten geniales, entonces tal vez lleguen a unos 275 pies de distancia.

Por el contrario, los pulldowns están programados, y son lanzamientos de máximo esfuerzo. Se construye un programa de entrenamiento en torno a un atleta que esté recuperado y preparado para empujar su cuerpo al máximo.

Por último, dependiendo de la fuerza del brazo, un atleta que tire la pelota a 225 pies con esfuerzo submáximo no será igual que lanzar ‘pulldowns’.

Se han completado dos estudios biomecánicos de soltar largo. Uno de esos estudios sugiere que sotlar largo es más estresante que lanzar desde el montículo, mientras que el otro sugiere que soltar largo y lanzar desde el montículo crean cargas similares.

Un tercer estudio sobre sotlar largo encontró que los lanzadores, pitching coaches, y entrenadores físicos muchas veces tienen diferentes definiciones de lo que consideran soltar largo, lo cual es problemático. Obviamente, se necesitan más investigaciones. 

DONDE ENCAJAN LOS PULLDOWNS EN EL ENTRENAMIENTO. 

Como se mencionó anteriormente, todo se reduce a la programación. Si la evidencia sugiere que los los tiros con impulso son un poco más estresantes (no por mucho) que los lanzamientos desde el montículo, entonces deben ser tratados como tales.

Deben ser realizados dentro de un programa que esté rodeado de protocolos sólidos de calentamiento y enfriamiento, que se centren en mantener al atleta saludable..

La parte más importante de hacer tiros con impulso (‘pulldowns’) es hacerlos como parte de un programa de entrenamiento, no hacerlos al azar o por capricho sin los protocolos de recuperación adecuados. (En este caso, los protocolos de recuperación son un término amplio que abarca la recuperación activa, las modalidades de recuperación y el descanso programado).

Warm-up= Calentamiento
Throwing Drills= Ejercicios de lanzamiento
Recovery= Recuperación 

Dependiendo del día de entrenamiento programado (ya sea recuperación, “híbrido” o de alta intención), el 55-85% del entrenamiento de un jugador se utiliza en calentamiento y recuperación. Menos del 10% del tiempo se utiliza para hacer ‘pulldowns’.

¿Son importantes? ¡Claro que si! ¿Es divertido ver a los muchachos competir entre ellos? Absolutamente.

¿Es la parte más importante del entrenamiento? Depende, pero probablemente no. 

Las citas anteriores son del articulo “Demonizing Weighted Balls: A Review of Criticism”, y esos puntos son igual de relevantes hoy en día.

Este artículo fue escrito por Michael O’Connell. 

Comment section

Add a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X