fbpx

LA VELOCIDAD DEL PITCHEO Y SU EFECTO EN EL ESTRÉS DEL UCL USANDO LA MANGA MOTUS

| Articulos, Entrenamientos de Fortalecimiento
Reading Time: 6 minutes

Julio 27, 2016

Esta es una publicación de nuestro invitado el Dr. Mike Sonne que se volvió a publicar desde su sitio web. El Dr. Sonne tiene un doctorado en biomecánica de la Universidad McMaster en Hamilton, donde estudió la fatiga muscular y cómo esta influye en el rendimiento.

Los tipos de Driveline nos dieron a los científicos el mejor regalo que podríamos esperar: datos. Probaron el nuevo Bauerfeind EpiTrain Powerguard para ver si era efectivo para reducir el estrés del codo. Para probar el dispositivo, lo combinaron con el sensor Motus Throw, un dispositivo diseñado para medir el estrés en el codo. Este dispositivo ha sido probado en el campo por el Dr. Bryan Cole, y puede encontrar los resultados en Beyond the Box Score.

Aquí, en Toronto, no puedes estar 5 minutos en una conversación de los Azulejos sin escuchar el dilema que enfrenta el equipo con respecto a Aaron Sánchez. El joven as Sánchez, es sin duda, el mejor lanzador del equipo, y posiblemente uno de los 5 mejores lanzadores de la Liga Americana esta temporada. El año pasado, los Jays gastaron una tonelada de dinero para prospectos para obtener un as en el mercado comercial. Este año, están hablando de trasladar el As que ya tienen al bullpen.

No estoy convencido de que esto vaya a funcionar para reducir el estrés en el brazo de Aaron. ¿Lanzará menos entradas? Seguro, pero como he tratado de demostrar, la acumulación de fatiga en el brazo no depende necesariamente de la cantidad de entradas que lanzas, sino más bien de la cantidad de lanzamientos que lanzas en una entrada. Sánchez es conocido por lanzar su bola rápida a 100 mph, y esto me dejó haciendo la pregunta: a pesar de limitar sus entradas, ¿Aaron Sánchez va a exponer su brazo a más estrés al tirar desde el bullpen? Echemos un vistazo a los datos de Driveline para ver si podemos resolver esto.

En el estudio de Driveline, 5 lanzadores lanzaron 20 lanzamientos cada uno. Algunos tenían Powerguard, otros no, pero por el bien de este estudio, voy a ignorar ese factor (de todos modos, no encontraron una reducción en el estrés). Primero, analicé la relación entre el estrés y las otras variables que surgieron del sensor Motus Throw. Hubo un R2 de 0,84 entre la velocidad del lanzamiento y el estrés del codo, lo que significa que el 84% del estrés en el UCL puede explicarse por la velocidad del lanzamiento. Si alguien lanza más fuerte, tendrá más torsión en el codo y mayor estrés en el UCL. El resto de las variables se vuelven un poco más confusas.

Encontramos una relación diferente entre la velocidad y el estrés al mirar los datos de Motus desde el montículo.

La velocidad del brazo tiene una relación inversa con la torsión del codo. Las velocidades de brazo mayores parecen tener menos estrés del UCL, pero la velocidad de brazo solo representa el 25.5% de la variación en el estrés del UCL (un R2 de 0.25). El ángulo del brazo no representó ninguna de las variaciones en el estrés del UCL (por lo que no hay un gráfico elegante para este). Finalmente, el ángulo de rotación del hombro representó el 34.8% de la varianza en el estrés del UCL. No estoy completamente seguro de qué “ángulo de rotación del hombro” está definiendo aquí, así que lo voy a dejar por ahora. Esencialmente, con un mayor ángulo de rotación del hombro, hay un mayor estrés en el UCL.

La idea de que las lesiones del UCL son más frecuentes en lanzadores de mayor velocidad no es nueva (Keller et al., 2016). Investigadores de la Universidad de Michigan descubrieron que uno de los predictores más importantes para la lesión del codo era la velocidad de la pelota (Whiteside et al., 2016). Sin embargo, ¿cómo influye un cambio en la velocidad de la pelota en el estrés del UCL?

Utilicé los datos de Driveline, y clasifiqué ordenando el estrés del UCL y la Velocidad. Entonces, ordenamos del 1 al 20 la velocidad y el estrés, a los que me referiré como velocidad individual y estrés individual. Luego hice la correlación de Spearman con estos datos.

Hubo un R2 de 0.17, esencialmente indicando que un aumento interno de la velocidad está asociado con el 17% del aumento en el estrés del UCL. Como puede ver en este gráfico, esta no es la relación más fuerte. ¿Un lanzador que va aumentando su volumen de lanzamiento y lanza más fuerte, dentro de sus propias capacidades, aumenta el estrés en el brazo? Posiblemente, pero no creo que esté tan claro.

Hay muchos otros factores que intervienen en la determinación de cómo puede cambiar el estrés entre el papel de un iniciador y un relevista. En particular, los relevistas (y los relevistas en el rol propuesto que desempeñará Sánchez) vendrán a situaciones de alto nivel de competencia. Trabajar en una situación tan estresante puede cambiar la cinemática, como descubrió el grupo de Bill Marras al exponer a quienes levantaban cajas a entornos de trabajo altamente estresantes (Marras et al., 2000). Al prevenir lesiones, la recuperación es uno de los aspectos más importantes de la salud. Los lanzadores de relevo pueden lanzar hasta tres días consecutivos, y mientras lanzan solo 1 entrada a la vez (en la mayoría de los casos), aún necesitan realizar lanzamientos de calentamiento. Su carga de trabajo es definitivamente diferente a la de un abridor, pero no creo que haya suficiente evidencia para respaldar que el cambio de un rol de abridor a un rol de relevista representa una gran reducción del estrés del brazo.

Los Azulejos contrataron a un equipo de alto rendimiento para ayudarles a tomar decisiones científicas cuando se trata de monitorear la carga de trabajo de un lanzador. Tienen una decisión muy difícil por delante, y la salud a largo plazo de Aaron Sanchez depende de que tomen las decisiones correctas.

REFERENCIAS

Marras, W. S., Davis, K. G., Heaney, C. A., Maronitis, A. B., & Allread, W. G. (2000). The influence of psychosocial stress, gender, and personality on mechanical loading of the lumbar spine. Spine25(23), 3045-3054.

Keller, R. A., Marshall, N. E., Guest, J. M., Okoroha, K. R., Jung, E. K., & Moutzouros, V. (2016). Major League Baseball pitch velocity and pitch type associated with risk of ulnar collateral ligament injury. Journal of Shoulder and Elbow Surgery25(4), 671-675.

Whiteside, D., Martini, D. N., Lepley, A. S., Zernicke, R. F., & Goulet, G. C. (2016). Predictors of Ulnar Collateral Ligament Reconstruction in Major League Baseball Pitchers. The American journal of sports medicine, 0363546516643812.

Comment section

Add a Comment

X